A la Luna y el Sol (restart):

por

A la Luna:

A ultimas fechas mis pensamientos hacia ti han cambiado, le comentaba a Omar, y no para bien. Te tengo tanto resentimiento te culpo de perder mi vida, de perder a mis amigos, de perder mi departamento, de perder mi coche, mis pertenencias materiales, mi estabilidad emocional, mis creencias. el pensar que la felicidad representaba un camino que creía seguir y medio vislumbraba como pequeña y lejana estrella a la distancia, pero lo que me empeñaba en creer es que, a partir de la ultima carta donde pedía que me dejaras en paz, no te extrañaba a ti.

Dentro de mis múltiples reflexiones pendejas, recordé nuestras vacaciones en Ixtapa, donde para variar te enojaste con migo por no contemplarte en cada instante y cada segundo (contradictoriamente lo que después pedí para mi). Lore cuando le dije que me iba a ir contigo, me dijo iuuu, honeymoon, y si fue una especie de eso, la honeymoon de un matrimonio que nunca llevamos a cabo. Pero recuerdo que la pasamos tan bien tu y yo, recordé ahora en Cancún que tu compañía era tan especial, incondicional, sincera y entregada.

Recordé por un instante el poema de táctica y estrategia, el cuál me dedicaste, lo irónico es que lo recordé pensando en el Sol, y dedicárselo al Sol. Pero para eso tenía que estar seguro así que lo leí, la selección de palabras no expresaba lo que yo sentía, pero si lo que tu sentías. Me amabas mucho en realidad y nunca supe valorarte, o tal ves nuestro amor no conjuntó en el momento preciso.

Creo que es muy normal que siga pensando en ti, y lo seguiré haciendo. Te he bloqueado mil veces de mi Messenger pero siempre al verte conectarte te desbloqueo al instante, porque quiero saber de ti. Quité hace un momento tus fotos de mi cuarto, y las guardé con el resto y al verlos deja te digo que eres tan hermosa!

A un año de estar lejos día a día veo mas distante y poco probable nuestra re-unión. Pero lo sigo pensando e incluso viendo en onirismos. Quién sabe, deseos ocultos.

Quizá el proceso normal que al pensar en la separación era innegable plantearse, es imposible olvidar la mitad de tu vida, es como de repente quedarse sin una extremidad. La cicatriz quedará siempre pero tienes que aprender a vivir sin ello.

Te quiero y te quiero bien, aunque te culpe y te siga culpando de las cosas infortunadas, o tal vez no desafortunadas sino distintas de mi vida, pero también te agradezco por lo que me hiciste sentir, por la excelente maestra que siempre fuiste, por la compañera que no supe valorar y por tu abandono que cimbra mi vida y que me hace sufrir y sentir una profundísima soledad que espero me hagan salir por si misma del hoyo en el que me siento inmerso.

Al Sol.

A ti también te culpo, por ser tan maravillosa conmigo, darme probar de todo y después huir. Eres como un dealer que me diste de la droga mas dulce y sensacional, y el resto…, el resto que? Quizá el dealer fui yo, yo soy el junkie que corrompí a una pobre colegiala y tu astutamente dijiste ah, esta chido, si me gusto, me encanto, tu tranquilo te voy a comprar mas, mucho mas, y yo con los ojos vidriosos, de lo elevado que estaba, del bajón que empezaba y de la estafada que en la que yo solo caí, me quedo en mi cuchitril perdiendo a mi único cliente.

Si mas bien así estuvo el show: pensé que podía ser dealer, que podía repartir drogas pero que me iba yo a imaginar que con mi primer cliente me iba a enamorar, y de qué? No creo que de mucho en especial mas que de la escénica de un ser humano, de la entrega, y del descubrimiento de las mismas cosas solo que con otros ojos. Así que si un día me preguntas que es lo que me enamora de ti, no se que responder mas que: tu.

El problema es que alteraste mi plan, no se si quiero seguir comercalizando drogas y quiero ser un hombre de bien, o que nunca lo he dejado de ser, y seguir la estrella a la distancia solo que en ves de desnudo y solo, a decidir hacer mi vida ya con alguien a mi lado para siempre y única, o quizá porque no ir mas allá y encontrar que ese camino está mas cerca de lo que parece y que no es una estrella unica sino una constelación de pequeños planetas que circundarán alrededor nuestro hasta que nuestro calor de astros se extingan y sigan por su propio camino. Me explico?

En efecto, no tengo nada que ofrecerte, al menos nada espectacular, pero quién lo tiene? Es muy distinto lo que tengo que ofrecer yo a cualquier otro?

Vale la pena luchar y echar todas las carnes al asador por ti o existirá algún astro mas en mi firmamento mas que el Sol y la Luna.

Creo que la moraleja de esto es que si, corrí mucha suerte de mirar hacia el cielo durante un eclipse. El trabajo difícil es construir la nave para viajar a otros mundos.

Probablemente media hora después de esto me sienta hecho mierda otra ves y todo esto se vaya al caño, pero escribir esto me hizo reflexionar que cuando me propuse vender drogas me estaba hiendo bastante bien, y que quizá si vuelva a buscar una nueva compañera para diversión pueda encontrarme con alguien como el Sol.

Definitivamente mi hija se llamará Sol(e).

Anuncios