Entry for March 11, 2006

por

Hoy despues de cerca de 20 años de ir a coyoacan, decidí entrar a conocer la iglesia de coyoacan, si bien la fachada es en realidad austera, el interior es sumamente rico. El arte que decora las paredes tiene imágenes de frailes evangelizando. Al sentarme a ver el interior y la belleza de los altares y la constucción me puse a analizar el concepto de la iglesia, no como religion sino como estructura. La iglesia es la subimación de… no se que en verdad.

a ver. lo que pensaba es, no es un altar a dios, pero si, una veneracion a algo abstracto intangible, incomprobable, que puede llamarse jesus, cristo, mahoma, alá, etc. pero en si es una demostración del hombre a esa veneración que no se redcuce a otra cosa mas que a dar gracias por estar vivos, por existir. aunque no sepamos porqué y para qué existimos, damos gracias, y somos capaces de porducir algo bello para demostrar esa gratitud. creamos formas, creamos historias, levantamos estructuras para contarle al resto del universo lo que el hombre inventó. Inventamos a quien nos invento.

Extrañamente surguio de lo mas hondo de mi la necesidad de rezarle a mi angel, y dedicar unos segundos eternos a la contemplación de la belleza.

Cuando fueron las misas del papá de argelia, en alguna ocación fuimoa temprano a misa de 8, cosa que núnca habíahecho en la vída. Me tocó leer el evangelio y sin pena subí al altar (no se si fue en esa misma misa, pero si en esa epoca). Lo bello de misa de 8 es la luz como la de las 5 de la tarde, amarilla y lánguida que se colaba por los vitrales, que lo iluminan todo con esos rayos celestiales. Y yo tras dormir en casa de argelia, con la hija del difunto a remembrar, pecador sin remordimiento en lugar sagrado. Al finalizar la misa el padre bizco caminó entre las bancas hacia la entrada de la iglesia, y abrió el porton central de esta de par en par dejando entrar la luz proveniente de oriente y despidiendose de mano de todos y cada uno de los que a la ceremonia asistimos. Fue una vivencia sumamente hermosa.

No lo se porque pero desde hece día me he hecho un poco mas devoto o por lo menos mi sentimiento para asistir a esos lugares no es el de hueva de escuchar misa, sino paz en mi.

quien diría ahora resulta que soy fiel creyente de la iglesia. Claro, de los ángeles siempre lo he sido.

El pensar en un dios puede generar actividades hermosas en el hombre y debería ser la idea. Pero entonces que pedo?

Anuncios